Seguí Allá en Pompeya por mail

sábado, 11 de abril de 2009

Golosinas antiguas


Daniel Pereyra

1 comentario:

BLANCO dijo...

Hace dos días le conté a mi hijo Miguel -diez años, español- que hace más de treinta años atrás, un amigo de entonces, le daba de chupar su Baby doll a mi perrita Pelusa, a la que le encantaba. Después, él volvía a meterse el chupetín en la boca como si nada. Acabo de ver tu foto de los Baby en tu blog. Estupendo blog.